1. Regula el azúcar en la sangre

     

  2. Reduce el estrés metabólico

     

  3. Promueve la recuperación del sueño

     

  4. Tratamiento para el estreñimiento

     

  5. Mejora la función cerebral

     

  6. Acné y dermatitis

     

  7. Evita las alergias

     

  8. Repara las heridas, quemaduras y úlceras

     

  9. Hidratante de la piel

     

  10. Reparador labial

     

  11. Ayuda en el Ciclo menstrual

     

  12. Estimulante del sistema inmunológico

La miel natural

En primer lugar, la miel natural es aquella que no ha sido calentada por encima de 43º ni sometida a ningún proceso, a diferencia de la miel industrial, la cual se pasteuriza.

Por lo tanto, la pasteurización evita que cristalice, por consiguiente también reduce drásticamente la calidad, ya que en el proceso se destruyen la mayoría de enzimas, antioxidantes y otras propiedades beneficiosas como su acción antibiótica.

Otra garantía de calidad de la miel natural es su pureza y el origen. El pequeño apicultor trabaja en un área de floraciones que guardan un equilibrio de composición en los néctares de las plantas.

La miel industrial ha sido manipulada por las grandes empresas envasadoras mezclando mieles de orígenes ocultos, muy a menudo procedentes de China.

Así mismo, asociaciones de apicultores exigen una ley que obligue a determinar el origen de la miel, mientras que en la actualidad las grandes envasadores indican “mezcla de mieles procedentes de la UE y de países no miembros de la UE”, es decir, de cualquier parte del mundo, sin los controles que exigimos a los alimentos en nuestro país. Por tanto, la miel natural es una excelente materia prima para su salud.

Beneficios y propiedades de la miel natural

Los minerales más frecuentes en la miel son calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio. Están presentes también alrededor de la mitad de los aminoácidos existentes, ácidos orgánicos (ácido acético, ácido cítrico, entre otros) y vitaminas del complejo B, vitamina C, D y E. La miel posee también una variedad considerable de antioxidantes (flavonoides y fenólicos).

El color de la miel varía entre los diferentes tipos. El color de la miel está determinado, principalmente, por la fuente floral; sin embargo, no se han podido identificar exactamente cuáles son los agentes responsables de impartir el color al néctar y posteriormente a la miel.

No obstante, se sabe que además de los minerales que se obtienen del suelo, los pigmentos de origen vegetal pueden contribuir al color de la miel.

Recuerda: La miel natural tiene muchos beneficios para tu salud, no así otros tipos de miel adulteradas, mezcladas o que han sido sometidas a altas temperaturas.